fbpx

Atención marcas: cada vez más consumidores cambian a la opción ‘más económica’

El fenómeno, que involucra el cambio de hábito en la clase media, es nuevo para los analistas. Un reporte de la consultora Quiddity sostiene que 7 de cada 10 consumidores cambiaron de marca.

 
  • El perfil del consumidor sigue mutando, lo que le interesaba ayer, no le interesa hoy y aunque así sea, quizá no le alcance. 
  • Cada vez son más los consumidores que optan por segundas marcas, una opción más económica a la usual. 
  • Pese a que para muchas compañías pude ser una mala noticia, se abre una ventana de oportunidad, para cientos de productos de las mismas marcas madre o bien de productos de un perfil para otro sector social. 

 

Aunque es innegable que las campañas de vacunación están sentando un nuevo paradigma par marcas y consumidores conforme siguen su curso, es un hecho también que numerosos cambios registrados en la época de confinamiento y durante la pandemia que hasta hoy permanece vigente sumando contagios, llegaron para quedarse ¿A qué nos referimos? Simplemente a que el consumidor cambió de hábitos, se volvió más cauteloso en sus compras, en lo que consume y cómo lo hace y sobre todo en los precios, hoy en día, en un afán de cuidar la economía y los recursos y ante la incertidumbre que despierta no saber cuándo por fin llegará a su fin la pandemia, el ahorro y practicidad a la hora de hacer compras es el pan de cada día, por ello no extraña una tendencia que consultoras internacionales comienzan a notar: cada vez más clientes prefieren optar por la segunda marca, la más económica y que ofrece casi las mismas prestaciones.

 

El fenómeno se repite cada vez que hay una crisis económica importante. Cuando los salarios no logran correr a la par de los precios, los consumidores empiezan a mirar las segundas marcas. Y no se trata solo de los sectores populares. También las familias de clase media ya están comprando aquellos productos que antes no estaban en su canasta. 
Al respecto, un informe de la consultora Quiddity asegura que en los últimos meses siete de cada 10 consumidores argentinos decidieron cambiar la marca de los productos que consumía habitualmente. Unas 1,200 personas de todo el país participaron de un estudio realizado en mayo pasado.

 

Los consumidores van por una segunda opción, más económica

 

El trabajo detalla que 2 de cada 3 personas cambiaron su lugar de compra habitual y que esa conducta incentivó a que los consumidores elijan marcas alternativas para consumir: de hecho, el 94% cambió al menos una de su repertorio en el último año, asegura la consultora.

 

“Se evidencia que 7 de cada 10 argentinos eligieron otra opción distinta a la habitual por ser más económica. En este comportamiento se destacan en mayor medida las mujeres, el segmento de 36-45 años y personas de niveles socioeconómicos más bajos”, precisa el reporte.

 

Entre los que cambiaron, dice el estudio, 8 de cada 10 aseguraron que la nueva marca le brindó el mismo grado de satisfacción que la que consumía hasta ese momento. Pero el relevamiento también revela que el ánimo del público es volver a la marca que consumió siempre. “Cabe destacar que si bien existe una gran oportunidad para que estas nuevas marcas generen mayor cercanía con el nuevo consumidor, el 71 por ciento de las personas que han migrado de una marca a otra volverían a la anterior si pudieran hacerlo”, sostiene el informe.

 

Los cambios en los hábitos de consumo se están produciendo por un mix entre los efectos de la pandemia y el incremento de los precios que no logra equiparar la mejora en los salarios.

 

Y pese a que como se puede leer, se basa en el mercado argentino, perfectamente los datos se pueden transpolar y encajar en otros mercados globales.

 

En España, por ejemplo, los consumidores ya mostraban una tendencia similar previo a la pandemia, ello debido a la cantidad de ciudadanos que “viven en el paro”, forma coloquial en la que llaman a quienes no tienen empleo. Con este dato se confirma lo anterior, ante cada crisis económica este fenómeno se repite, por supuesto nuestro país no se queda atrás, Kantar Latinoamérica también lo señala, son cada vez más los mexicanos que buscan una alternativa más económica a la de siempre, no porque el producto haya mermado en calidad, sino porque los costos se incrementan y los salarios son inciertos.

 

Fuente: merca20.com