fbpx

Cómo Google y Apple crean mensajes ganadores para vender nuevos productos

Publicite Aquí

Una simple prueba de dos palabras para entusiasmar a sus clientes.

El chip que impulsa la nueva línea de teléfonos inteligentes Google Pixel 6 es una tecnología personalizada que ofrece una GPU de 20 núcleos.

¿Y qué?

Según Google, los gráficos se verán mucho más nítidos, lo que hará que los juegos populares de Android sean una mejor experiencia. Las aplicaciones se cargarán más rápido y las fotos se verán geniales, junto con nuevos trucos de cámara.

Pocos clientes se preocupan por los “núcleos”, pero se preocupan por su experiencia con un producto. Cuanto más rápido se preocupen, más entusiasmados estarán con su producto y más probabilidades de que lo compren.

Durante quince años he trabajado en estrecha colaboración con directores ejecutivos y ejecutivos de algunas de las empresas de tecnología líderes en el mundo. Un desafío de comunicación difícil al que se enfrentan al lanzar nuevos productos es la necesidad de equilibrar la información técnica para las personas que la desean, al tiempo que ofrecen mensajes sencillos de alto nivel para todos los demás.

¿Y qué? Prueba

Una simple regla general es tomar el “¿Y qué?”, prueba.

Apple sigue la prueba de manera brillante. Aunque sus presentaciones de lanzamiento pueden ser muy técnicas, a los oradores se les enseña a responder la pregunta ¿Y qué?

Por ejemplo, Apple también fue noticia recientemente con el lanzamiento de portátiles MacBook Pro con el silicio personalizado de Apple llamado M1 Pro . Las especificaciones técnicas del chip son abrumadoras: 33,7 mil millones de transistores, 8 núcleos de alto rendimiento y mucho más.

¿Y qué?

“En pocas palabras, es el chip más poderoso del mundo para un portátil profesional”, según un vicepresidente de Apple que habló en el evento de lanzamiento. “Todo es increíblemente rápido y receptivo. Las aplicaciones se activan instantáneamente. Ofrecen un rendimiento increíble y una duración de batería increíble, por lo que puede compilar más código o editar más videos con una sola carga”.

En este caso, ¿Y qué? La prueba estaba destinada a una audiencia específica: creadores de contenido de alto nivel como editores, cineastas y músicos.

Los comunicadores eficaces dedican mucho tiempo a conocer al cliente objetivo del producto. Se preguntan:

  • ¿Cuál es el dolor del cliente?
  • ¿Qué encuentra frustrante el cliente con los productos actuales?
  • ¿Qué sorprenderá y deleitará a este cliente?

Cuanto mejor conozca a su cliente, más eficaz será en la elaboración de mensajes que resuenen con ellos.

No entierres el plomo

En la escuela de periodismo nos enseñaron que un artículo mal escrito “entierra la pista”. La misma regla se aplica a una presentación, correo electrónico, sitio web o material de marketing para un nuevo producto. Los detalles técnicos son importantes, pero son solo eso: detalles.

El “líder” responde a la pregunta, ¿Y qué?

Aprendí el poderoso efecto del ¿Y qué?, prueba cuando me reuní con un equipo de ejecutivos que se preparaba para lanzar un dispositivo médico revolucionario.

“Hábleme del producto”, le pregunté al grupo.

“Es la primera tomografía computarizada de volumen dinámico con 320 filas de ultra alta resolución”, respondió un ejecutivo con entusiasmo.

“¿Y qué?” Yo pregunté.

“Bueno, eso significa que puede obtener imágenes de un órgano completo en una sola rotación de pórtico”.

“¿Y qué?” Pregunté de nuevo.

“Dicho de esta manera, si sufre un derrame cerebral o un ataque cardíaco, marcará la diferencia entre la vida y la muerte”.

“¡Ahora lo entiendo!” Exclamé.

La presentación que creamos generó muchas más ventas de las que la compañía había pronosticado originalmente. Pero como puede ver, tuve que repetir la pregunta hasta que identificamos la esencia de la historia. La elaboración de mensajes claros y convincentes a menudo requiere tiempo. Los primeros borradores rara vez son los mejores.

Sigue preguntando, “¿Y qué?” El ejercicio dará sus frutos cuando sus clientes se entusiasmen con su nuevo producto o servicio.

Fuente: inc.com

Publicite Aquí