fbpx

Con 30 internados en UTI por Covid-19, hablan de leve merma de cuadros muy graves en CDE

Publicite Aquí

De las 40 camas de UTI disponibles para atender casos del Covid-19 en el Hospital Integrado IPS-CDE, 30 actualmente están ocupadas, según informó ayer el jefe de Terapias de dicho centro asistencial, Emilio Fleitas. Señaló que el ritmo frenético de llegada de pacientes graves a cuidados intensivos y urgencias disminuyó en un pequeño porcentaje. Insistió en la falta de profesionales terapistas y la necesidad de contar con un hospital escuela en la Facultad de Ciencias de la Salud (FACISA) de la Universidad Nacional del Este (UNE).

El profesional de la salud afirmó que las llegadas a la unidad de terapia intensiva del centro asistencial siguen teniendo flujo importante, pero que se reportó una leve disminución, en comparación con días anteriores. Días atrás, familiares de varios pacientes denunciaron que acudieron al hospital buscando asistencia, pero no había camas ni profesionales. “Se siente que ese ritmo frenético de recepción de pacientes con cuadros graves disminuyó un poquito, pero seguimos teniendo cuadros complejos”, expresó Fleitas.

Refirió que actualmente 30 de las 40 camas disponibles para cuidados intensivos están ocupadas. De este total, 18 ya cuentan con el resultado positivo de coronavirus, mientras que el resto está en el grupo de altamente sospechosos.

Indicó que actualmente están en la tarea de “terapizar” algunas camas comunes, es decir, dotar de equipamientos las camas para convertirlas en lechos de cuidados intensivos. “Cuando no hay espacio físico para más camas, se procede a equipar estas camas simples, y en esa tarea estamos para contar con más capacidad de respuesta, en caso necesario”, explicó.

Añadió igualmente que el 30% de los internados por coronavirus presentan complicaciones renales y necesitan diálisis. Afirmó que recientemente, el Hospital Integrado recibió aparatos para realizar dicho tratamiento. “Esta enfermedad afecta muchos órganos, no solo el pulmón, sino también corazón, riñones, y otros. Por eso nos es imprescindible contar con estos equipos. Estos pacientes también necesitan de otros especialistas como fisioterapeutas, cardiólogos, nefrólogos y nutriólogos. Esta guerra no se gana con un solo tipo de especialista.

SIN TERAPISTAS

Fleitas recalcó que el aumento de cantidad de camas es posible, pero que lo realmente difícil sería lograr los recursos humanos necesarios, ya que no hay terapistas suficientes en el país.

Apuntó que en Alto Paraná solamente residen ocho terapistas, y que varios trabajan en Asunción, dado que allí se centralizó la atención a pacientes respiratorios, en el Instituto Nacional de Enfermedades respiratorias y del Ambiente (INERAN).

Indicó que existe escases de profesionales con dicha especialidad, y que el plantel está siendo cubierto con trabajadores de la salud que no hicieron especialización en terapia, pero cuentan con experiencia en atención a enfermos de cuidados intensivos.  Explicó que la cantidad de egresados es muy reducida porque es un trabajo muy demandante y con escasa remuneración.

HOSPITAL ESCUELA

Fleitas insistió en la necesidad de contar con un hospital escuela en la Facultad de Ciencias de la Salud de la UNE. Se trata de un pedido de la Asociación de Médicos del Alto Paraná, y sostuvo que de esa manera se podría dar respuesta a las necesidades existentes en cuanto a salud en el décimo departamento, pero que desconoce si hay interés de nivel central para concretar el proyecto.

Publicite Aquí