fbpx

Crece envío agropecuario al Brasil, pero siguen las trabas burocráticas

Publicite Aquí

Brasil es uno de los principales destinos de la soja, maíz y carne de origen paraguayo. Si bien hubo fluctuaciones en el volumen de exportaciones de estos productos en los últimos cinco años, en el 2020 hay un sorprendente repunte con subas de hasta 600% con relación al 2019. La tendencia es que el país vecino siga aumentando su demanda, pero los comerciantes llaman a una urgente integración aduanera entre ambos socios para revertir la pérdida de competitividad como consecuencia de la burocracia fronteriza.

Al cierre de noviembre, Paraguay envió al territorio brasileño menos arroz y maíz, pero las cifras fueron altamente compensadas con la comercialización de 17.646 toneladas de carne fresca y congelada, que representa casi 130% más que todo el 2019, mientras que la soja saltó a una venta histórica de 715.720 toneladas, de acuerdo con el Sistema Integrado de Comercio Exterior del Banco Central del Paraguay.

En el último caso no solo significa un incremento interanual de 600%, sino que supera ampliamente al 2016, cuando se experimentó una de las mejores exportaciones del rubro al gigante sudamericano con más de 370.000 toneladas.

El presidente de la Cámara de Comercio Paragua Brasil (CCPB), Rubén Jacks, explicó que este movimiento atípico se debe principalmente a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que hizo que el país asiático aumentara su demanda de alimentos desde países del Mercado Común del Sur (Mercosur). Aquí es donde cobra protagonismo el país vecino, ya que vendió una gran cantidad de la oleaginosa a los importadores chinos y como efecto tuvo que recurrir a otros socios para satisfacer su consumo interno, no solo miró a Paraguay, también tuvo que comprar de productores de extrazona, como el caso de Estados Unidos.

Para Jacks es importante observar cómo se desarrolla la relación comercial China y EEUU a partir del 2021, debido al giro político que representa la victoria de Joe Biden, lo que a su vez podría influir en las exportaciones de países del Mercosur, que a su vez arrastran a las compras paraguayas para cubrir su demanda interna.

El segundo factor que empujó al posicionamiento de la soja fue la merma en la producción brasileña. Según la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas, a los negocios acompañaron además un buen precio que compitió con Argentina, Rusia y otros mercados menores.

BALANZA COMERCIAL. Para el presidente de la CCPB es importante tener en cuenta el intercambio comercial general, que fue de USD 3.200 millones hasta noviembre, 6% menos que el año pasado. De este monto, USD 1.900 millones corresponden a importaciones y USD 1.300 millones a exportaciones. A simple vista se observa el liderazgo del Brasil, pero Jacks incluye la exportación de energía eléctrica por USD 1.600 millones. “La relación bilateral fue muy provechosa para el Paraguay porque tuvimos un superávit comercial de USD 1.000 millones con Brasil”, expresó.

En los ingresos totales de USD 2.900 millones, la soja, el maíz y la carne participaron con casi USD 500 millones.

OPORTUNIDADES. El comportamiento del sector sojero sorprendió en esta temporada, pero el maíz sigue siendo el producto estrella con destino al Brasil. Al cierre de noviembre se enviaron 1.141.450 toneladas del cereal, que significa una leve baja respecto al año pasado, pero que podría revertirse con los envíos de diciembre.

Jacks comentó el gran potencial que tiene este rubro y si se tiene en cuenta solo el estado de Santa Catarina, los industriales de esa zona manifestaron a la Cámara que importan maíz de diez lugares del mundo por USD 150 millones.

En ese sentido, Paraguay puede aprovechar la competitividad de sus precios y vender a ese estado brasileño.

A esto se suma que hay inversionistas con deseos de instalarse en zonas productivas para procesar el maíz paraguayo, en tanto que en el marco de las negociaciones, el país puede optar por importaciones de maquinarias y otros insumos desde Santa Catarina.

TRABAS BUROCRÁTICAS. La Cámara de Comercio Paraguay Brasil apela a una mayor eficiencia del Estado para acompañar “el gigantesco potencial” de negocios con el país vecino.

Los obstáculos se agravaron, sobre todo, con la adopción de nuevos protocolos en las fronteras para contener la pandemia. Las exportadoras se quejaron constantemente por el lento paso terrestre, que a su vez cobró protagonismo por el bajo nivel de las aguas del río Paraná, que impidió por varios meses el envío fluvial de mercaderías. La larga fila de camiones de carga se observó principalmente en Ciudad del Este y Salto del Guairá, donde hace unas semanas se aglomeraron unos 600 vehículos por la demora del control aduanero. El flujo mejoró recientemente con la mediación de la Cancillería Nacional.

“La tarea pendiente y urgente que tenemos que hacer. Trabajamos como cámara de comercio en los últimos cuatro años en atracción de inversiones, ahora nos damos cuenta de que a eso tenemos que sumarle la facilitación del comercio. Si bien Paraguay es un país que está bien ubicado, también es un cuello de botella porque las aduanas hoy son muy lentas y son muy burocráticas”, lamentó.

Como ejemplo mencionó los trámites que se realizan en Ciudad del Este para cruzar la frontera, donde hay 16 instituciones que deben aprobar el ingreso de las mercaderías al Brasil. Las inspecciones se extienden incluso a productos de maquila que no pagan impuestos, lo que para Jacks es un despropósito y una pérdida de tiempo. En total estima que un viaje a San Paulo que debería durar alrededor de 18 horas alcanza tres días o más, haciendo que se encarezca el costo del flete y que el producto pierda competitividad.

“No sirve de nada tener puentes, si cada institución tiene que poner su sello y no cumple el rol de facilitación del comercio”, insistió con relación a los proyectos de mayor conexión con el país vecino a través de más puentes.

Las desventajas por la lentitud de estos procesos pueden ampliarse con el tiempo. El empresario explicó que con la pandemia se complicó la fabricación de automóviles, aviones y aparatos electrónicos, que dependen de insumos de varios países del mundo. Esta experiencia apunta que las cadenas se acorten en el futuro y se regionalicen.

Estos cambios llevarán al Brasil a convertirse en el centro industrial de América y si Paraguay quiere formar parte de ese desarrollo, Jacks insiste en que debe esforzarse en facilitar el comercio.

Infraestructura. Empresarios paraguayos mantuvieron reuniones con sus pares de varios estados del Brasil, entre ellos Mato Grosso , Santa Catarina y San Paul, donde se realizaron ruedas de negocios y otras actividades para visualizar nuevas oportunidades. Durante los encuentros se discutió sobre las ventajas del Corredor Biocéanico, que está en plena construcción.

Las zonas de Mato Grosso del Sur, del Norte y noroeste de Paraná tienen mucho interés en la obra debido a que representa una logística mucho más económica para exportar carne, productos primarios y derivados por esta vía con destino a Asia. De acuerdo al análisis de los empresarios, si se compara con el Canal de Panamá, hay una ventaja de 18% en el costo, sumado al tiempo que se ganaría.

Pero Jacks insistió en que debe haber una fuerte tarea de facilitación del comercio, ya que esta obra no debería verse como una ruta más.

“No hay otra región con tanto potencial en la producción de alimentos como lo es Mercosur y la salida es la Bioceánica, pero no hay que verla como una ruta, sino como un canal de agregación de valores agroindustrial y logístico”, expresó.

Además de Brasil y Paraguay, esta vía podrían aprovechar Bolivia y Argentina, que forman parte del grupo de grandes productores de rubros agrícolas y pecuarios junto con Paraguay.

 

 

 

SORPRESIVO. Las exportaciones de soja al Brasil aumentaron en más de 600% hasta noviembre.

MEJORA. Casi 18.000 ton. de carne se destinaron al país vecino, casi 130% más que en el 2019.

OPORTUNIDAD. La tendencia apunta a que Brasil aumentará su demanda en los próximos años.

CONTROL. Los lentos trámites aduaneros hacen que se encarezcan los productos paraguayos.

 

Fuente: Diario Ultima Hora

Publicite Aquí