fbpx

Dani Dueck plantea que el reto radica en introducir la harina paraguaya en los mercados regionales a precios que resulten competitivos.

Primera noticia

Mediante una capacidad de molienda de 500 toneladas diarias, Hilagro SA se ha destacado como un líder en calidad, innovación y contribución al desarrollo nacional. Dani Dueck, gerente comercial de la empresa, señaló que el desafío actual radica en establecer la presencia de la harina paraguaya en mercados regionales a precios competitivos. Además, en términos de expansión, tienen previsto aumentar su alcance con una nueva sucursal en Katueté.

¿Cuáles son los principales desafíos que enfrenta la industria de la harina en Paraguay?

Paraguay ha sido autosuficiente en trigo durante más de dos décadas, siendo prácticamente el único exportador subtropical de este cereal. Esta situación ofrece una ventaja significativa pero también implica desafíos, ya que la capacidad de molienda supera con creces el consumo interno. A pesar de producir harina de calidad con buen contenido proteico, el reto principal sigue siendo su introducción en los mercados regionales a precios competitivos.

¿Cómo ha evolucionado el proceso de producción de harina?

En Hilagro, hemos adoptado la transformación digital como un pilar fundamental para impulsar la innovación en nuestros procesos productivos. La integración de tecnologías de automatización en nuestras instalaciones ha mejorado la eficiencia y asegurado la calidad de nuestros productos. Esto incluye la implementación de laboratorios modernos con altos estándares para garantizar la seguridad alimentaria, un aspecto crucial en la consolidación de la marca Hildebrand.

Nuestro enfoque en la innovación no se limita a la producción; también hemos desarrollado aplicaciones digitales para gestionar nuestras operaciones comerciales y comprender mejor las necesidades y preferencias de nuestros clientes y consumidores. Esta adaptación nos permite ajustar continuamente nuestra oferta de productos de manera ágil y eficaz, manteniéndonos al tanto de las tendencias de compra y consumo.

Un elemento clave es nuestro compromiso con la excelencia, respaldado por un equipo de expertos en gastronomía con un profundo conocimiento de nuestros procesos tanto productivos como comerciales.

¿Cómo impacta la industria de la harina en la economía del país?

La harina sigue siendo un elemento fundamental en la dieta familiar y un insumo esencial y económico para una amplia gama de industrias. Desde la adquisición del grano hasta la comercialización, la industria de la harina genera constantemente empleo en el país.

¿Cómo se está adaptando la industria a las nuevas demandas de los consumidores?

En un mercado donde los consumidores priorizan cada vez más la salud, la sostenibilidad y la seguridad alimentaria, nuestra tarea es comunicar de manera transparente y convincente nuestros altos estándares de calidad. En Hilagro, nuestro compromiso con la calidad y la pasión por lo que hacemos se traduce en una satisfacción y preferencia notable por parte de los clientes y consumidores.

Por otro lado, hemos implementado herramientas digitales avanzadas que nos permiten comprender mejor el comportamiento y las preferencias de los consumidores, manteniéndonos siempre cerca de ellos las 24 horas del día, los 365 días del año.

¿Cómo se encuentra posicionada la empresa dentro del sector?

Hilagro, con una capacidad de molienda de 500 toneladas diarias de trigo, se sitúa como líder indiscutible en el sector.

¿Qué proyecciones tienen para este año?

Nuestra meta es continuar innovando, con la apertura de un nuevo centro logístico equipado con tecnología de vanguardia y estándares internacionales. Además, estamos trabajando para expandir nuestra presencia nacional e internacionalmente, incluyendo la apertura de una nueva sucursal en Katueté a partir de marzo de este año.

Aspiramos a ingresar en nuevos segmentos de mercado, lanzando nuevas categorías y marcas, lo que acelerará nuestro crecimiento y garantizará la sostenibilidad de toda la cadena de valor y las inversiones asociadas.

Nos comprometemos a mantenernos ágiles y adaptables ante los cambios del mercado y las condiciones externas, reconociendo que el sector agrícola está sujeto a una serie de factores que pueden afectar nuestra operación y rentabilidad. Esta adaptabilidad nos permite anticipar y responder proactivamente a los cambios del mercado y las condiciones externas, asegurando nuestra posición de liderazgo en el sector.