fbpx

EEUU prepara ya la llegada de los coches 100% autónomos

Publicite Aquí

Los reguladores estadounidenses han publicado la normativa que incluye a los coches autónomos que no llevan volante, pedales y otros instrumentos de control para humanos.

El Departamento de Transportes de los Estados Unidos (USDOT) publicó el pasado jueves una actualización de las normas de seguridad vial que por primera vez incluyen a los vehículos que no llevan controles manuales como volantes o pedales. Los reguladores responden así a las demandas del sector del automóvil y se preparan para la llegada de los vehículos totalmente autónomos.

El USDOT a través de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera (NHTSA) acaba de actualizar por primera vez una normativa que estaba pensada exclusivamente para los vehículos tradicionales con controles manuales. Y ahora incluye también a los vehículos totalmente autónomos que no cuenten con ellos, algo que fabricantes como GM llevaban tiempo pidiendo.

La nueva normativa ya no presupone que los vehículos “siempre tendrán un asiento para el conductor, un volante y la correspondiente columna de dirección, o un solo puesto de asiento para el pasajero delantero exterior”. Y señala que “en el caso de los vehículos diseñados para ser manejados únicamente por un ADS [sistemas de conducción autónoma], los mandos de conducción manual son lógicamente innecesarios”.

“A lo largo de la década de 2020, una parte importante de la misión de seguridad del USDOT será garantizar que las normas de seguridad sigan el ritmo del desarrollo de la conducción automatizada y de los sistemas de asistencia al conductor”, ha comentado el Secretario de Transporte de Estados Unidos, Pete Buttigieg. “Esta nueva norma es un paso importante, que establece normas de seguridad sólidas para los vehículos equipados con ADS”.

La seguridad de los pasajeros es primordial

La NHTSA insiste en que estos nuevos vehículos tienen que asegurar los mismos niveles de protección que los coches conducidos por humanos. “A medida que el conductor pasa de ser una persona a una máquina en los vehículos equipados con ADS, la necesidad de mantener la seguridad de los seres humanos sigue siendo la misma y debe integrarse desde el principio”, explica el administrador adjunto de la NHTSA, Steven Cliff.

Estas normas incluyen la prohibición de que los niños ocupen el asiento reservado al piloto, aunque sea un coche sin volante, porque ese lugar no está pensado para proteger a los niños en caso de accidente. Aunque los reguladores se mantienen abiertos a revisar esta norma, si encuentran evidencias de que el asiento del conductor no es más peligroso que el del copiloto. Por eso, cambiando de criterio respecto a lo que decían hasta ahora, no harán obligatorio que el coche se detenga cuando el sistema detecte que hay un niño en el asiento del conductor.

Además, la NHTSA asegura que seguirá estudiando la posibilidad de modificar otras normas de seguridad y se abre a la posibilidad de que los fabricantes de coches con ADS les soliciten exenciones para vender sus vehículos.
Estas medidas se unen a otras que la NHTSA impuso este verano pasado, como la de obligar a los vehículos con distintos niveles de autonomía a la presentación de informes sobre choques e incidentes. Con esto el regulador busca identificar rápidamente problemas que puedan surgir según

Nadie sabe a ciencia cierta cuándo llegarán los ansiados coches autónomos a nuestras carreteras, pero viendo el interés de los fabricantes y los avances que vemos continuamente en este tipo de tecnologías, parece muy difícil que no lo lleguemos a ver con nuestros propios ojos.

Apple dice que tendrá un vehículo autónomo en cuatro años y Elon Musk promete con cada actualización de su piloto automático que los Tesla 100% autónomos están a la vuelta de la esquina. Entre tanto, compañías como la estadounidense Waymo o la china AutoX ya tienen taxis autónomos circulando por las calles en condiciones de tráfico muy controladas.

Publicite Aquí