fbpx

Este año abrieron 33.782 empresas y el 53,4% se encuentra en el interior del país (mipymes siguen con baja facturación y sobreendeudadas)

Publicite Aquí

Los datos corresponden al Sistema Marangatú de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) y se tomó información de contribuyentes que en enero registraban activa la obligación de Impuesto a la Renta y para el mes de agosto dieron de baja tal obligación. Para obtener el número de empresas que cerraron, se tomó el dato de aquellas que en enero aparecían como contribuyentes del impuesto a la renta pero en agosto ya no.
En la división por territorio, Asunción reportó 2.073 bajas de empresas y 5.181 nuevas aperturas, mientras que Central registró 2.824 cierres y 10.554 aperturas. En lo que respecta al resto del país, fueron 4.076 las empresas que cerraron y 18.047 las que se dieron de alta.
Asimismo, 3.129 de los emprendimientos que cerraron forman parte del grupo de empresas dedicadas al comercio mayorista y minorista, reparación de vehículos automotores y motocicletas. En el rubro de las actividades profesionales, científicas y técnicas se dieron 1.289 cierres y en el sector de inmobiliarias se reportaron 1.071 empresas de baja. Otros de los rubros con bajas fueron los de servicios varios con 671 e industrias manufactureras con 553.
Con respecto a las aperturas entre enero y agosto, el comercio al por mayor y al por menor, reparación de vehículos automotores y motocicletas mostró un buen rendimiento con 11.519 aperturas. En el rubro de servicios se observaron 4.366 nuevas empresas, al mismo tiempo que en las actividades profesionales, científicas y técnicas y en la agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca hubo 3.650 y 3.569 aperturas, respectivamente.
Entretanto, el sector de las industrias manufactureras registró una cantidad importante de aperturas, con 2.262. Mientras que en transporte y almacenamiento se dio un buen rendimiento, con 3.190 aperturas nuevas.
Sigue un impacto muy fuerte
“Hicimos 370 encuestas en las que encontramos de vuelta que la facturación disminuyó casi un 50% en promedio y sigue habiendo efectos muy grandes por cerrar temporalmente, cambiar formas de entrega y desvincular a gente”, mencionó la CEO de la Consultora Nauta, Josefina Bauer, quien señaló que las grandes preocupaciones del sector empresarial son el alto nivel de endeudamiento y sobreendeudamiento.
Según Bauer, las tasas de interés representan un problema para las mipymes porque son muy elevadas incluso en los programas de refinanciamiento. “Otra gran preocupación es la caída de las ventas, las empresas necesitan conseguir clientes nuevos y mantener los activos. Todavía la economía no se termina de reactivar para las mipymes”, acotó.
6 de cada 10 emprendedores necesitan créditos con tasas más bajas
Un trabajo realizado por Nauta titulado Emprendedores paraguayos: entre las deudas y los créditos concluyó en que 6 de cada 10 emprendedores necesitan acceder a productos financieros con intereses más bajos para tener operatividad y generar ingresos. No obstante, el mercado cuenta con tasas muy altas para las mipymes.
Por otro lado, 5 de cada 10 encuestados consideran útil la posibilidad de flexibilizar el pago de los servicios básicos y los impuestos, sosteniéndose en que las moratorias y meses de gracia no fueron suficientes como para recuperar los ingresos. Igualmente, 4 de cada 10 emprendedores cree en la refinanciación de deudas como medida para que el negocio siga funcionando, teniendo en cuenta que la mayoría se encuentra con problemas de sobreendeudamiento.
“Un 90% de nuestros encuestados nos confirmaron que sus ventas siguen a niveles menores que el año pasado. Están generando ingresos, pero en menor medida y por eso cada empresa incide mucho menos en la economía total”, subrayó Bauer, quien por último agregó que mañana lanzarán los resultados completos de Emprendedores paraguayos: entre las deudas y los créditos, el cual grafica el estado actual del ecosistema mipymes.
Fuente: InfoNegocios

Publicite Aquí