fbpx

Gaseosas niko y de la costa presentan sus nuevos envases en latas

En medio de la tendencia por el consumo de productos en latas, más prácticas, livianas y fáciles de transportar, la empresa Embotelladora Central S.A.C.I. (EMCSA) con sus marcas Gaseosas Niko y De La Costa se suman a esta tendencia con su nuevo producto para ampliar su porfolio de bebidas ofreciendo más opciones al consumidor. Los envases en lata de aluminio son los más sustentables del mundo, ya que es 100% e infinitamente reciclable

Desde el mes de septiembre del año pasado, la empresa Embotelladora Central S.A.C.I. para las marcas Niko y Gaseosas La Costa empezó a producir y comercializar sabores de Niko Zero y Guaraná La Costa en su presentación lata de 269 ml.

Este lanzamiento significa aprovechar una oportunidad y sumarse a la tendencia del consumo de latas de aluminio generando así más conciencia sobre las ventajas de este envase.

Con estas innovaciones, EMCSA presenta ofertas que se ajustan a las necesidades de cada consumidor, en cada momento.

“Una de las maneras de crecer en el mundo de las bebidas es sin dudas analizar el mercado y detectar las oportunidades que tenemos para ocupar la mayor cantidad posible de ocasiones de consumo. Tener una propuesta adecuada para el consumidor final en cada momento de su día donde él decida tomar una bebida es sumamente importante para incrementar nuestros volúmenes de venta y al mismo tiempo fortalecer el vínculo con las personas que eligen nuestras marcas”, explicó Tannia Ruiz, gerente de marketing bebidas sin alcohol EMCSA.

Ball, productor de los envases de aluminio

Ball Corporation compañía de capitales americanos con presencia en Paraguay desde 2018 como productor de envases de aluminio para bebidas trabaja en la producción de los envases.

La compañía provee soluciones de envases de aluminio a clientes de bebidas, sus subsidiarias emplean 21.500 personas en todo el mundo y, en Sudamérica, la empresa cuenta con 15 fábricas, distribuidas entre Brasil, Chile, Paraguay y Argentina.

100% e infinitamente reciclable

Las latas son los envases más reciclados en el mundo y, por tanto, los más sostenibles de la cadena de bebidas. El aluminio es uno de los máximos exponentes de la economía circular, un modelo que pretende optimizar los productos a lo largo de todo su ciclo de vida. Además, el reciclaje de este material consume solo el 5% de la electricidad y reduce las emisiones de gases de efecto invernadero en un 95% en comparación con el proceso de producción de aluminio primario.