fbpx

Manejo de datos en línea permite una mejor toma de decisiones

El campo no está ajeno a la revolución que brindan los datos, capaces de ser recabados por sensores satelitales, celulares, maquinarias y componentes que brindan información instantánea, para la toma de decisión en las parcelas de cultivo. Innovar 2022 focaliza lo más vanguardista en esta tecnología y expone -mediante su carpa Innovar Digital- las novedades en torno a estadísticas con geoposicionamiento, según el ingeniero agrónomo Juan Pablo Vélez, asesor técnico del área digital de la feria, que prosigue en Colonia Yguazú.

“El ámbito rural es un gran adoptante de tecnología. En cada sector o lote del país hay posibilidad de saber la potencialidad del rinde y su efecto en la toma de decisiones; para conocer también lo transcurrido en el ciclo de cultivo y, mediante la tecnología, acceder al data science, la inteligencia de las cosas, los nanosatélites que escanean la tierra y otras herramientas”, sostiene el especialista en la carpa de Innovar Digital.

La característica principal de esta tecnología, al decir del experto, es la transversalidad de sus propuestas, ya que con los datos disponibles el rol del agrónomo deja ya de ser tan principal, no obstante ser el que aporta el conocimiento, pero en conjunto con el papel que tienen el ingeniero mecánico, el programador y el ingeniero espacial, quienes brindan información consolidada para encontrar soluciones en el agro.

Puntualmente, una de las joyas presentadas en la carpa de Innovar Digital es el controlador de siembra, que mediante una App y desde el celular permite controlar la tecnificación en las parcelas, y con implementación en el país desde hace unos tres años.

“También está el monitor de rendimiento, que consiste en geoposicionar los datos a través de la medición del rinde en tiempo real que hace la cosechadora. Con esto, se brinda el valor de latitud y longitud mediante la creación de un mapa de colores, que representa el rendimiento y otras variables, yendo del verde al rojo en torno a mayor o menor rendimiento”, explica.

¿Qué pasará de aquí a cinco años? Vélez nos ubica en un escenario futuro con un recambio generacional en el ámbito agropecuario, donde la juventud está traccionando fuerte y es apasionada de la tecnología, interesándose por la información digital. “Hoy no es muy necesario estudiar agronomía para estar en el campo”, sentencia.

Actualmente, la incorporación de tecnología de punta en el sector agrícola oscila entre el 15% y el 25% de toda la producción, principalmente en lo concerniente a la siembra y fertilización variable, que consiste en brindar a cada sector del lote lo fundamental para sacar una máxima rentabilidad. “Esperamos que en tres años llegue al 50% de incorporación”, comentó.

Mejoramiento lechero

La dinámica del sector lechero también brilló en la jornada mañanera, mediante la presentación de las medidas higiénico-sanitarias que brinda el proyecto Promele de mejoramiento de producción láctea, impulsado por Cetapar y universidades de Japón, Fecoprod y la Jica.

Oscar Portillo, ingeniero zootecnista del programa, ofrece capacitación y dinámica de ordeño, con adopción de medidas para incrementar el ingreso por provisión de leche y también elevar la calidad de vida de los productores.

“El fin es obtener leche inocua, mediante labores de limpieza para conseguir calidad y cantidad. Estas variables dependen de la capacidad genética del animal, de su nutrición y del manejo del establecimiento. Si bien no existe un parámetro unificado de la cantidad de litros, porque depende de la realidad de cada tambo, sí buscamos la eficiencia con lo poco o mucho con que se cuenta”, destaca el ingeniero.

A pesar de la sequía que vino afectando a la cuenca lechera en el país, el panorama es alentador, según Portillo, ya que las condiciones climáticas vienen mejorando y se presentan lluvias para el maíz y el maíz zafriña, con esperanza de buena producción.