fbpx

Si eres lo suficientemente inteligente para hacer estas 4 cosas, tus habilidades de liderazgo están por encima del promedio

Publicite Aquí

Un equipo con alta confianza producirá resultados más rápido y a menor costo. ¿Cómo estás a la altura?

¿Qué se necesita para ser un gran líder de personas hoy? El punto de partida, que he predicado desde plataformas virtuales de habla muchas veces, sigue siendo claro: crear las condiciones necesarias para obtener resultados superiores, para que las personas realicen su mejor trabajo.

Algunas veces dependerá de cómo se muestre con sus comportamientos de liderazgo; en otras ocasiones dependerá de su entorno o cultura.

Uno de los componentes clave que cubre ambas áreas es creer y confiar en su gente. Cuando vea el potencial que tiene cada persona bajo su cuidado, y exprese esa creencia en sus vidas animándola y fortaleciéndola, se alcanzará un nivel de confianza sin precedentes. La verdad es que un equipo con alta confianza producirá resultados más rápido y a un costo menor.

La confianza se debe regalar

Pero aquí está la pregunta del millón de dólares: ¿Debería primero ganarse la confianza de su gente? ¿O la confianza se desarrolla al creer primero en su gente: sus fortalezas, habilidades y compromiso?

El pensamiento convencional dice que las personas deben ganarse la confianza primero, y si violan esa confianza, se vuelve difícil recuperarla. Pero se ha descubierto que, en organizaciones saludables, los líderes están dispuestos a dar confianza a sus seguidores primero, y la dan como un regalo incluso antes de que se la ganen. 

En esencia, si usted confía y cree en su gente primero y, a cambio, ellos le corresponden al creer en usted como líder, darán su mejor trabajo. Y verá importantes resultados comerciales.

T aquí están los dos pasos pequeños y grandes para mejorar factores de confianza que aumentarán la lealtad de los empleados. Aquí hay cuatro pasos para comenzar y lograr un progreso medible.

1. Encuentre su nivel actual de confianza.

Revise los valores de su empresa para ver si esos valores se están modelando en toda la organización. Por ejemplo, si tiene la honestidad, el trabajo en equipo o la integridad como valor operativo, pero ninguna de esas cosas se siente verdadera para usted o sus empleados, eso es un problema de confianza.

2. Fomente la confianza.

Haga correr la voz y comparta historias que respalden una relación de confianza entre pares y compañeros de trabajo, clientes y empleados, y gerentes y sus subordinados. Haga espacio en las reuniones semanales, los ayuntamientos y los individuales para resaltar ejemplos de buen comportamiento digno de confianza. Y refuerza siempre los valores de regalar confianza.

3. Involucre a su gente.

Diseñe estrategias que permitan a las personas participar en actividades que generen y extiendan la confianza. Como líderes, establecer la expectativa de que son miembros de su equipo espera  para proporcionar seguridad de entrada y debatir sus mejores ideas. Y siempre haga un seguimiento para impulsar una mayor confianza, incluso si la organización más grande no responde. Puedes empezar con tu propio equipo. Y sea un ejemplo para otros equipos de la empresa.

4. Infundir confianza en la gestión del desempeño.

Eche un vistazo a sus indicadores clave de rendimiento. Desea incorporar criterios de confianza en la forma en que evalúa el desempeño de las personas. Mire las descripciones de sus puestos y los perfiles de contratación. ¿Comunican un ambiente de confianza o necesitan ser revisados?

Fuente: inc.com

Publicite Aquí