fbpx

Subestación de Yguazú permitirá a Paraguay retirar toda la potencia de Itaipu y ejercer su soberanía energética

Sigue adelante y sin contratiempos la construcción de la nueva subestación de Yguazú, ubicada en la ciudad homónima del departamento de Alto Paraná. La obra registra actualmente un 80% de ejecución, informó la Itaipu Binacional.

La obra ya registra un 80% de ejecución y en muy poco tiempo permitirá hacer realidad el retiro del 100% de la potencia en Itaipu para el Paraguay, lo que equivale a disponer de la energía para abastecer a usuarios residenciales y, sobre todo, a industrias que deseen radicarse en el país.

Eduardo Viedma, miembro del Consejo de Administración de la Binacional, remarcó que se trata de la obra estratégica más importante del país, cuya finalización está prevista para diciembre del presente año. Enfatizó que, con este tipo de iniciativas, sí se puede ejercer plenamente la anhelada soberanía energética.

“La energía debe ser producida, transmitida y distribuida. Las subestaciones eléctricas concentran la producción de las hidroeléctricas y se ocupan de distribuir a industrias comercios y hogares. Con obras y con inversión en el sector eléctrico paraguayo se logra la soberanía energética”, destacó el ingeniero Viedma.

Por su parte, Félix Sosa, presidente de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) y consejero de Itaipu, detalló que tanto la línea de transmisión en 500 kilovoltios (kV) doble terna, que sale de la Central Hidroeléctrica, como las obras físicas de la subestación están bastante avanzadas. Indicó que todos los equipos necesarios de maniobra, protecciones y los transformadores de potencia ya se encuentran en el sitio, por lo que se está iniciando el montaje de los mismos.

“Esta es la obra más estratégica e importante del sector eléctrico paraguayo, porque cuando entre en operación por primera vez en la historia se podrá retirar el 100% de la potencia que nos corresponde en Itaipu Binacional. Hasta el momento no lo podemos hacer, por eso es fundamental para la soberanía energética nacional”, expresó.

Explicó que lo fundamental de todo el emprendimiento es que brindará una opción diferente al Estado paraguayo sobre la energía excedente de Itaipu, dado que ya no será la cesión al Brasil la única alternativa, sino que se podrá impulsar el desarrollo del país al retirar y utilizarla 100% en el territorio nacional, atrayendo así a grandes inversionistas. Igualmente, la nueva subestación de Yguazú ayudará a atender la creciente demanda de energía en el sistema eléctrico, de manera a reducir los cortes y mejorar la calidad del servicio, refirió.

En diciembre de 2020 se había dado la adjudicación de la importante obra y el año pasado inició la construcción. Si bien el cronograma marcaba marzo de 2023 como mes de finalización del proyecto, se está haciendo todo el esfuerzo para concluirlo antes de que finalice el 2022, relató el ingeniero Sosa.

Alrededor de 700 personas están trabajando directa e indirectamente en el emprendimiento, contratadas por las empresas adjudicadas.

Fuente: Agencia IP