fbpx

Tormenta perfecta pone en crisis al dólar

Publicite Aquí

Goldman Sachs, BlackRock y la Universidad de Stanford son algunas de las instituciones que en las últimas semanas alertaron sobre los desafíos que enfrenta el dólar dentro del sistema financiero mundial. La inflación, aumento de deuda externa y la guerra en Ucrania son algunos de los factores que remarcaron los expertos.

El dólar hoy sigue siendo la moneda de referencia en el sistema financiero mundial. Sin embargo, expertos de diferentes entidades, tales como la banca internacional Goldman Sachs, el fondo de inversión BlackRock, e instituciones educativas como la Universidad de Stanford, coincidieron en un punto durante los últimos días: el dólar corre peligro de perder su hegemonía en las finanzas internacionales.

De esta manera, opinaron los expertos, la moneda estadounidense se enfrenta con un panorama complejo que lo acercaría a una situación poco antes vista en su historia. “El dólar se encuentra en un terreno cada vez más frágil, con la perspectiva de que dos monedas respaldadas por materias primas, el rublo y el yuan, desafíen su estatus de reserva”, expresó David Brady, director adjunto y miembro principal de la Institución Hoover de la Universidad de Stanford.

La tormenta perfecta

En su reciente artículo, “La tormenta perfecta para el dólar”, el analista señaló dos factores clave actualmente en la economía mundial: la guerra en Ucrania y la inflación global, seguida del endurecimiento de las políticas monetarias de las principales potencias. Ambas situaciones se presentan también como condicionantes de la supremacía del dólar.

Por un lado, las sanciones a Rusia podrían transformarse en un cambio en la dinámica de comercialización de los combustibles. En ese sentido, Brady apuntó que “en respuesta a las sanciones, Putin declaró el miércoles pasado que los países ‘enemigos’ es decir, EE.UU. y todos los países de la UE, deben pagar su gas natural en rublos. Un potencial cambio de juego”.

A su vez, remarcó que a eso se debe sumar que Arabia Saudita está considerando vender petróleo a China en yuanes en lugar de dólares: “Eso crea una gran preocupación sobre la vida útil restante del Petrodólar”, explicó.

Por el otro lado, Brady consideró que la moneda estadounidense vio reducido su poder de compra producto de la escalada inflacionaria que experimenta desde comienzo de la pandemia, aunque a un ritmo más lento que el euro y el yen, dos de sus principales monedas de referencia en el Índice Dólar (DXY).

Según su último informe, entre los desafíos que enfrentar el billete norteamericano “está el hecho de que Estados Unidos tiene una participación relativamente pequeña en el comercio mundial en comparación con el dominio del dólar en los pagos globales”, así como una “posición de activos externos netos” que se está deteriorando, con crecientes deudas externas” y “enfrenta problemas geopolíticos, como la guerra de Rusia en Ucrania”.

En este sentido, desde la banca alertaron que “las grandes deudas de EE.UU, derivadas de ser un gran importador de bienes, pueden ser un problema particular”, debido a que “si la deuda de un emisor de moneda de reserva crece en relación con el PIB, eventualmente los extranjeros pueden ser reacios a tener más”.
Y recordaron el caso británico: “Los inversores internacionales se volvieron cada vez más reacios a mantener la libra esterlina después de que el Imperio Británico acumulara grandes deudas en la Segunda Guerra Mundial”.

BAE Negocios

Publicite Aquí