fbpx

Vuelco a lo nacional: 68% de los consumidores cambió de marca durante la pandemia y eligió productos locales

Publicite Aquí

El estudio tiene tres enfoques que son: percepción de productos nacionales, contrabando y consumo e ingresos. Por ejemplo, en el apartado de percepción se constató que el 68% de los paraguayos cambió una o más marcas durante la pandemia, pasando a consumir productos paraguayos”, destacó.

 

Mientras que el 67% de los encuestados reconoció que consumió productos nacionales para apoyar a la industria, un 44% los eligió por los precios competitivos, un 42% para ayudar a emprendedores conocidos y el 7% únicamente porque sus marcas de preferencia no se encontraban en los puntos de venta.

Siguiendo la línea de preferencia por la industria nacional, un 74% indicó consumir más productos paraguayos en los últimos tres años, a diferencia del 24% que comentó que mantiene su índice de consumo y el 2% señaló que compra menos productos paraguayos.

 

Según el informe, la predilección se da más en segmentos como: alimentos, limpieza, muebles, medicamentos y calzados.

 

“Si el consumidor opta por los productos nacionales, es por toda la inversión y trabajo que realizan las industrias. Este sector ha crecido, se ha profesionalizado y está más competente que nunca”, subrayó.

 

El consumidor elige productos nacionales porque tienen mejor calidad que artículos extranjeros (54%), por la oferta variada (47%) y por saber quién lo fabricó (44%), de acuerdo a la encuesta.

 

Consumo: ¿cayó, se mantuvo o creció?

 

El 41% de los encuestados mencionó que su consumo disminuyó durante la pandemia, mientras que el 39% sostuvo que mantuvo su promedio y solo un 20% aumentó su consumo.

 

Quienes disminuyeron su consumo explicaron que lo hicieron por: la reducción en los ingresos familiares (60%); prefirieron cuidar los gastos (45%); tuvieron menos actividades en general (27%); sufrieron la pérdida de empleo en el núcleo familiar (23%); estaban ahorrando en ese momento (7%).

 

En cuanto a las categorías, el comprador priorizó los alimentos (86%), los productos de limpieza (28%), los productos de higiene personal (7%), los medicamentos (4%) u otros (4%).

 

De igual forma, un 56% de los encuestados reveló que sus ingresos son menores desde el inicio de la cuarentena, un 37% dijo que mantienen los ingresos y solo un 7% señaló que sus ingresos crecieron durante la pandemia.

 

¿Cómo se ve el contrabando?

 

El 49% de los encuestados declaró que es malo para la economía, pero un 23% manifestó que nunca pensó en eso, un 19% dijo que no afecta a la economía y 9% expresó que es bueno para la economía.

 

“Si bien casi la mitad de las personas sabe que comprar de contrabando es nocivo para la economía, la otra mitad nunca se planteó la cuestión o incluso considera que no afecta a la economía formal”, refirió.

 

Además, el 52% admitió que compran ocasionalmente de la calle, el 39% confirmó que nunca compra productos de contrabando y un 9% reconoció que siempre lo hace.

Publicite Aquí